¿Cómo armonizar la relación entre niños y la naturaleza?

Esa es una de las muchas preguntas que nos hacemos y que nos ha motivado a crear el proyecto de Colmena.  Somos educadoras de corazón, una de nosotras es mamá, honramos la Madre Tierra y cuidamos nuestra huella ecológica en todas nuestras acciones.  Llevamos varios años trabajando con niños, sobre todo con comunidades educativas en la Ciudad de México y continuamente nos sorprende cómo responden los niños a trabajar con la naturaleza, a meter sus manos a la tierra y comer hojas de acelga cosechados por ellos mismos.  Vemos cómo se despierta su capacidad de asombro, cómo desarrollan paciencia con los ciclos de vida y compasión hacia otros seres vivos.



Estos libros, publicaciones, organizaciones e individuos son algunas de nuestras inspiraciones en el trabajo que realizamos: